posibilidad de haber estado desdeñable

Me quedo quieta.
En la soledad de la noche ambigua...
Donde vuelvo a pasar por las calles estrechas...
Tras aquella pasada infancia.

Donde me yace el mismo dolor...
Mis mismos pasos
de todos esos horribles días.

Esa hoja aunque otoñal pero colorida...
Se secaba y moria sola cada segundo más.
Pequeños recuerdos...
Lo que se lleva diciendo generación tras generación como flases...

Y esos flases quedan como columnas pesadas y quietas...
pero de una época en la cual si hubiese nacido
quizás estaría aún más desdeñable.












Comentarios

Entradas populares